POESÍA JOVEN: 5 POEMAS DE LUIS CUENCA

aaaa
Fotografía: Slam de Poesía oral

“Esto de andar muriéndose de a poquitos 
no es trabajo nada sencillo… ”

Luis Alexander Cuenca García. Tocache, San Martín, 1984. Técnico en aislamientos Térmicos y Acústicos, Marketing Digital y Versos Irreverentes. Miembro de Korriente A Editores y del Grupo Poético Fréjol con Seco.

I

Desenfunda esos senos
que escondes tras esas cortinas de hierro.
Que tus manos y tu boca
no se contengan
por miedos a castigos divinos.
Aliméntate de este cuerpo,
que te ofrezco en bandeja de plata.
Abre y cierra, sin descaro,
las compuertas de ese horno
donde los dioses forjan a los héroes.
Bebe del veneno de mi lujuria
corrompe mi inocencia con tu pureza.
Grita a los cielos
un placer descarado
y en la libertad de tus movimientos
llega a la felicidad
de un éxtasis eufórico
que te negaron, por años,
reprimidos inquisidores.
Se libre
y aliméntame de tu cuerpo
que está hecho con excelente barro
por el buen Dios.
II

Lamento el daño que he causado al mundo
por el simple hecho de haber nacido.
Me siento tan mal
por haber hecho llorar
a muchas buenas personas.
No se lo merecían…
o tal vez si se lo merecían,
pero hasta el momento que me conocieron,
No lo sabían,
así que no me arrepiento de nada.

No acepto ninguna penitencia
de un desconocido.

Fui redimido por el propio demonio
por encargo de Dios…

III

Esto de andar muriéndose
De a poquitos
No es trabajo nada sencillo.

No tenemos tiempos de descanso,
No existe el tiempo libre fuera del trabajo.
Aun cuando dormimos,
La muerte,
Tiene su ojo omnipresente
Sobre nosotros.

A nuestros jefes 
no les importa nuestras alegrías
o tristezas;
ellos sólo quieren que sigamos trabajando
hasta que dejemos de ser esenciales
o logremos nuestro objetivo final:
Nuestra propia muerte.

Tenemos que ser sinceros…
Todos somos parte del sistema,
simplemente somos todos desechables…

IV

Tu recuerdo
rompe mi tranquilidad
como una cucaracha
caminando en burbujas de plástico
con lo más silente y tranquilo
de un lunes por la madrugada.

Estoy en paz
y tú presencia en mi memoria
son como garras
desgarrando mis riñones,
pulmones e hígado.

Y para colmo de males
vuelves a aparecer en mi vida
igual de hermosa
y sin vergüenza 
que siempre.

Ha pasado poco tiempo.

Aún me dueles.

Debo huir de ti
antes de que sea muy tarde
y termine haciéndote mía de nuevo,
o terminemos en ataúdes de abedul…

V

Nos secuestran,
bañan,
alimentan.
A veces nos dan ropa nueva,
otras, 
tiran nuestras pertenencias a la basura.

Nos golpean,
insultan, escupen, mean.
Nos llevan lejos
de sus barrios y distritos tranquilos,
y nos dicen:
“No vuelvas por aquí”…

Tal vez
si en los colegios hablaran
de ayudar a las personas abandonadas
como se ayuda a los perros y gatos de las calles,
nos tratarían mejor;
o tal vez no…

Tal vez nos castrarían
y nos encerrarían en perreras para hombres,
hasta que alguien nos adopte,
o nos metan en cámaras de gas…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: