Crónica del 1. ° Slam de Poesía Oral 2017

“El Día Mundial del Arte con aroma a poesía.”

Corrían las cinco de la tarde y la Casa de la Literatura Peruana abría sus puertas, dejando caer en su interior las escaleras llenas de versos que conducían a los visitantes a la planta baja, donde se hacía presente la Biblioteca Mario Vargas Llosa y a un lado, el auditorio donde la performer brasileña Jo Freitas daba inicio al primer Slam de Poesía Oral 2017.

FB_IMG_1492732408065
Performer brasileña Jo Freitas

Slam de Poesía Oral – La Clasificatoria

El público estaba en sus asientos, con aforo repleto y las personas seguían llegando, con sus miradas exploradoras que observaban desde la puerta con el fin de encontrar un espacio o preguntándose quienes serían los dos miembros del jurado, mientras que el tercero (el poeta Boris Arrunátegui) esperaba en la mesa de deliberación.

FB_IMG_1492732375396
Auditorio de la Casa de la Literatura Peruana – Slam de Poesía Oral

Por fin, se escuchó una voz que a modo de poema, recorrió la sala de sur a norte, con movimientos ondulantes y vestido de una sonrisa y la nariz roja, Kiki Saurio, fue desde ese entonces, el mediador entre los asistentes y los poetas que en las horas siguientes llenarían de letras el escenario. En los siguientes minutos y casi llegado la media hora después de las cinco en el reloj, llegó Moisés Azaña, poeta que se uniría al jurado en medio de tantas miradas que registraban el sombrero en su cabeza, que cubrían sus cabellos rebeldes como su poesía sobre la espalda.

FB_IMG_1492732486916
Moderador del evento Kiki Sau

La lista de participantes iba a ser leída por el moderador, sin embargo, en los pasos pintados como su boca, Kiki Saurio, realizó al público expectante preguntas sobre poesía, logrando en una respuesta sólida, elegir al tercer miembro del jurado. Y no se hizo esperar más, en un grito unísono se descubrió el 3… 2… 1… ¡¡¡Slam!!!

FB_IMG_1492732437558
2. ° lugar del Slam de Poesía Oral

Se encontraron en el mismo lugar más de 20 participantes, con diferentes estilos, para algunos tres minutos no fueron suficientes, pero subieron al estrado para demostrar de que estaban hechos, de la letra profunda, de la voz que retumba y baja para despedirse en un susurro, del gemido de libertad y la cadencia del silencio. Seis de la tarde y de la primera ronda, solo quedaban rastros.

Intervenciones 

Las intervenciones musicales estuvieron a cargo de Aarón Alva y Katywska Alegre, así como la intervención poética de Floreza María con el acompañamiento de guitarra de Aarón Alva, dando pase a la segunda y tercera ronda que al borde de las ocho de la noche que ya se hacia sentir sobre el auditorio. Había terminado las ponencias de los poetas y los miembros del jurado salieron de la sala para poder deliberar. Este espacio de tiempo fue aprovechado para un espacio de “micro libre”, donde más de uno de los asistentes optaron por salir a mostrar sus condiciones artísticas, creando un eco palmas en el público, terminando en la mayoría de veces con un: gracias.

FB_IMG_1492869176446
Foto: Cuenta Artes/Espacio de micro libre: intervención musical

Resultados 

Ocho de la noche y muchos minutos después, la lista de ganadores se presentaba, dando el primer lugar a Vanessa Esther, Alberto Salazar (segundo lugar), Norma Huarcaya (tercer lugar) y Diego Bonilla en la cuarta posición. Los comentarios se escuchaban por todo el salón, con algunos espectadores que daban por ganador del primer lugar al poeta Alberto Salazar, sin embargo, las opiniones y comentarios se cambiaron por sonrisas y miradas de agradecimiento, concluyendo en la sumatoria de la acción literaria que viene creciendo por casa persona que se une a esta gesta de lucha constante de poetas, gestores culturales, espectadores y todo partidario del arte.

FB_IMG_1492784940660
De izquierda a derecha: Jurado del público, Poeta Moisés Azaña (Jurado), Poeta Boris Arrunátegui (Jurado), Poetas (Vanessa Esther, Norma Huarcaya, Diego Bonilla,Alberto Salazar) y Kiki Sau

Nueve de la noche, todo se terminó y más de un centenar de personas se alejan de la Casa de la Literatura, las mismas que volverán a un lugar (quién sabe dónde) para volver a ser parte de ese coro que emprende un 3… 2… 1… ¡Slam!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: