El niño de los pies descalzos

Su cara estaba suelninodelospiesdescalzos-reporterosinfiltra2cia, las manos pequeñas tenían aún un poco de chocolate, los pies estaban fríos, inquietos, golpeando un balón casi en desuso. El sol brillaba en el cielo como reclamando descanso, los árboles se balanceaban con el aire que rozaba su pequeño rostro que no pasaba de una década.
– ¡Ricardo! – dijo su madre -. Una mujer que ha criado sola a sus cuatro hijos, una mujer que le reclama a todo, hasta al viento porque comenzó a soplar.
-¡Apúrate carajo! que no tengo todo el día. Dile a doña Dorita que te dé el pollo que me guardó en la congeladora.
El niño asiente con la cabeza sin decir una palabra y apura sus pies descalzos sobre el tramo de tierra que recibe el balón que patea como si le tuviera respeto. De regreso a casa, con una bolsa amarilla de supermercado, su madre lo mira y le da un beso en la frente, es su manera de agradecerle. El niño siente amor, se siente saciado, pero vuelve su mirada hacia ese balón que descascara mientras rebota en la pared de barro, de la guarida o de “la casa viejita” como le dicen sus amigos.
Pasa un camión que deja materiales de construcción a unos metros de él, varios niños corren tras el auto al igual que los perros que no dejan de ladrar. El sol está cayendo, quiere reposar, al niño le suenan la tripas, toma el balón con las manos. Camina hacia la puerta de madera, sabe que es hora de mojarse el cuerpo antes que llegue la hora de almorzar.

Ilustración: MS Diseño e Ilustración

https://web.facebook.com/ms.disenoeilustracion/?fref=ts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: