CAPRICHO 04: VIDAL VILLANUEVA, POETA Y HOMBRE DE DOS SIGLOS

Las únicas palabras que merecen existir son las palabras mejores que el silencio, dijo Juan Carlos Onetti. Aquí y ahora, el lenguaje está reivindicado. La diafaneidad poética de Vidal Villanueva (1945), catedrático en la UNE Enrique Guzmán y Valle, alumbra y consuela, incesantemente, la interioridad del lector.

aa
Vidal Villanueva ejerciendo la ternura.

En nombre de la amistad y la poesía como afirma este poeta, transcurre el Río de ausencias (2014). Este es un libro sentipensante, es decir, una sinergia de textos que reconcilian la razón con la emoción, sí, que atan en su lenguaje (auténtico) la razón con el corazón. Está dividido en dos partes y como exordio dedica el poema “Elegía azul” a Camilo (su hijo). Ahí el amor ha vestido una camisa transparente y nos ha permitido hallar –no descubrir– la enorme pureza de hombre.

Sin embargo, “Consumación de las hojas” con un epígrafe de Benedetti, advierte que los próximos 19 poemas incentivarán a explorar el dolor humano, el templo de la nostalgia y su sótano, también las grietas de sus paredes hasta decir de tanto andar: «tengo los pies lastimados / por las piedras del camino / y sin quererlos voy llevando / marcados surcos / y días calcinados / en mi frente / en mis manos / y el corazón / ya encallecido y callado / a las justas va conmigo / y ya no puede con mi ser».

“Reconstrucción del amor”, segunda y última parte, con un epígrafe de Huidobro reúne adicionalmente 20 sentipensares que profundizan el atribulado verbo de existir.

VVP.png

En consecuencia, recomiendo la lectura de este libro y otras creaciones de su órbita por ser claves, fundamentales para dar contenido a la vida. ¡No te niegues, por favor! Y tampoco: «no niegues el beso al niño más callado / ni derrames dos veces la sal sobre la mesa / ni descuides al vientre que poco a poco crece / ni dejes al cordero atado a su estaca / ni pises la hierba del camino / que su sombra sirve de mucho a los gusanos / las más indefensas criaturas / que la naturaleza alumbró».

 

Jhocer GonzalesJhocer Gonzales (Junín, 1996) ha estudiado Literatura en la UNE. Es el discípulo más distinguido de Luis Yáñez. Publicó dos libros: A tres pasos del amor (Chota, 2015) y Me sé tus sueños de memoria, obra total de único ejemplar. Interesado en temas de educación, humanidades y estudios lingüísticos.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: